Un escuela sin estudiantes.

2021-08-30 21:26:13

Un escuela sin estudiantes.

Se convierte en un lugar triste y frio.

Un espacio detenido en el tiempo.

Unos libros llenos de polvo y humedad sin poder volar en la imaginación de los sueños.

Una escuela sola, es temerosa pues se congelan, las ideas, las palabras, los sueños y las emociones.

Una escuela sola es como un desierto que se siente en viento, pero la vida no florece.

Se callan los gritos, los pupitres estorban al mirarlos y se oxidan como trapos viejos.

Ni la tiza ni los colores tienen paisajes ni letras para colorear.

El tablero se vuelve pálido y blanco al no esperar ni un simple punto que lo llegue a visitar.

Una escuela sola. Es el inicio del fin del mundo pues en ella nacen los científicos, artistas, inquietos y bohemios, soñadores y conformes, los que deberán textos y quienes los escupen en canciones.

Si la escuela está sola, se marchitan las flores y la ciencia ya no tienen eco.

El arte se vuelve mudo y las matemáticas no suman ni restan.

El idioma se vuelve lento y frágil como un cristal.

Hasta los baños reclaman ser utilizados por que se manchan como si llorarán entre lágrimas y óxido.

Una escuela sin estudiantes

Elaborado por el licenciado en educación básica primaria y especialista en lúdica de la educación.

Luis Javier Rivas Méndez.

Docente Departamento de Antioquia

Fuente: Javier Rivas

Archivado en: Proyecto Cultipaz

Frase del día

"Cualquier cosa que el hombre gane debe pagarla cara, aunque no sea más que con el miedo de perderla"
— Friedrich Hebbel

Imagen destacada